Si tengo aversión al riesgo, puedo ser cliente de Banca Privada